1.7 Millones de niños mueren por efectos de la Contaminación Ambiental. OMS.

8 de Marzo 2017. De acuerdo al comunicado de prensa expreso en el portal de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el lunes 06 de marzo en la ciudad de Ginebra, más de la cuarta parte de las defunciones de infantes menores de 5 años se producen por efectos de la contaminación ambiental.

EL portal web señala “Cada año, las condiciones insalubres del entorno, tales como la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior, la exposición al humo de tabaco ajeno, la insalubridad del agua, la falta de saneamiento y la higiene inadecuada, causan la muerte de 1,7 millones de niños menores de cinco años”

La Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS, informó  que “la insalubridad del medio ambiente puede ser letal, especialmente para los niños pequeños, que son especialmente vulnerables a la contaminación del aire y el agua debido a que sus órganos y su sistema inmunitario se están desarrollando y a que todo su cuerpo, en especial sus vías respiratorias, es más pequeño”.

En el informe titulado La Herencia de un Mundo Sostenible: Atlas sobre Salud Infantil y Medio Ambiente destaca que las enfermedades diarreicas, el paludismo y neumonías pueden evitarse o mitigarse por medio de intervenciones e inversiones para reducir los riesgos ambientales, entre ellas distinguen el acceso al agua potable y el uso de combustibles menos contaminantes para cocinar.

En otro de los informes de la OMS ¡No Contamines mi futuro! El Impacto de los Factores Medioambientales en la Salud Infantil menciona que cada año:

  • 570 000 niños menores de cinco años fallecen como consecuencia de infecciones respiratorias (entre ellas las neumonías) causadas por la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior y la exposición al humo de tabaco ajeno.
  • 361 000 niños menores de cinco años fallecen a causa de enfermedades diarreicas debidas al acceso insuficiente a agua salubre, saneamiento e higiene.
  • 270 000 niños fallecen en el transcurso del primer mes posterior al parto por diversas causas —entre ellas la prematuridad— que podrían prevenirse proporcionando acceso a agua potable y a instalaciones de saneamiento e higiene en los centros de salud, y reduciendo la contaminación del aire.
  • 200 000 defunciones por paludismo de niños menores de cinco años podrían evitarse actuando sobre el medio ambiente, por ejemplo, reduciendo el número de criaderos de mosquitos o cubriendo los depósitos de agua.
  • 200 000 niños menores de cinco años mueren a causa de lesiones o traumatismos involuntarios relacionados con el medio ambiente, como envenenamientos, caídas y ahogamientos.

En el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se hace énfasis en que el logro de estos depende en gran medida del acceso al agua potable, saneamiento e higiene como medidas prioritarias para garantizar el futuro de nuestros niños.